Qué hacemos >  

Qué hacemos

Únete a la RUTA y participa con el hashtag

               #YoTrabajoPositivo

Reducción de daños

  • Desde - Hasta: 01/01/1994 - Actualmente

PROGRAMA DE INTERCAMBIO DE JERINGUILLAS


Es un programa totalmente confidencial, su filosofía no es hacer apología del consumo de drogas, sino orientar a las personas drogodependientes para que haga un buen uso de las sustancias que haya decidido consumir, aunque no cabe la menor duda que la mejor reducción de riesgos o daños viene de la  mano  del no consumo, aunque no sea este un objetivo especifico del P.I.J.

 



Este tipo de programas forman parte de las estrategias de reducción de daños, las cuales fueron implementadas por primera vez en Holanda en el año 1987, para poner freno a una epidemia de VHC, entre la población drogodependiente de ese país. 

 

Estas estrategias se ponen en práctica cuando   los profesionales del ámbito de las drogodependencias, llegan a la conclusión de que, únicamente con los  los programas libres de drogas, los cuales tienen como objetivo principal, lograr la abstinencia total de las personas drogodependientes, no se obtenían los resultados esperados, también están muy relacionadas con la aparición del VIH-SIDA en el año 1981, con las cuales se frenó el avance de esta pandemia entre el colectivo de personas drogodependientes, el más afectado en esos momentos.

De esta manera se pusieron en marcha varios programas  de reducción de daños, para intentar paliar los problemas asociados que trae consigo la adicción a las drogas, (Sanitarios, Sociales, Psicológicos, Familiares, etc.) entre los cuales se encuentran el P.I.J.(programa de intercambio de jeringuillas) P.M.M (programa de mantenimiento con metadona), programas de formación de agentes de salud, etc.

El principal objetivo del P.I.J, es reducir los problemas de índole socio-sanitario, y minimizar los riesgos que trae consigo la adicción las drogas, prestando especial atención a las personas que utilizan la vía parenteral, como vía de consumo , y sobre todo a las malas prácticas a la hora de preparar y administrarse la sustancia.

Para conseguir alcanzar los objetivos se llevan a cabo distintas acciones, tanto sanitarias, educativas, preventivas, e informativas.

En definitiva lo que se intenta conseguir desde este tipo de programas es mejorar la calidad de vida de las personas drogodependientes, incidiendo especialmente en aquellas personas que su vía de consumo es la  parenteral.

MATERIALES RELACIONADOS
Documentos

Imágenes
  • 1 de 3